¿Qué hacemos con la falsa gestación?

DSC_0372Felizmente la mayor parte de la veces no hay que hacer nada. Normalmente las manifestaciones de este proceso son tan sutiles que ni el propietario de la perra se ha dado cuenta. Ya dijimos en la anterior entrada que TODAS las perras que han entrado en celo pasan por esta situación. Sin embargo lo cierto es que no todas, solo algunas, aunque es un proceso relativamente fácil de observar, demostrarán un comportamiento maternal exuberante tanto en el plano físico como en el comportamental.

En el plano físico podremos ver crecimiento del tejido mamario y producción de leche. En el comportamental veremos signos asociados con instinto maternal. Es decir, veremos que la perra busca cuidar objetos, los llevará a sitios protegidos, los protegerá, y si no son objetos sino cachorros, los criará igual que si fuesen suyos.

Y ¿Cuando hay que hacer algo? Pues cuando la situación se pase de castaño oscuro. Es decir, en el plano físico, si la producción de leche es desmesurada quizá será interesante ponerle freno. Y en el plano comportamental, si el cuidado del objeto de sus mimos se convierte en un problema. A mí, la situación que más me preocupa, es la posible aparición de agresividad maternal. Pocas veces la vemos, pero la vemos. Y nos hemos encontrado perras que defienden a su supuesta camada con fiereza. Y se pueden convertir en un peligro. Y ponemos remedio.

Y ¿Qué podemos hacer? La estrategia médica se orienta a controlar lo niveles de prolactina en la perra. Se le dan remedios que neutralicen la acción de esta hormona y, en consecuencia, desaparece no solo la producción de leche como cualquier manifestación maternal. Oiréis hablar de la tortilla de perejil. Lo cierto es que es posible que el perejil tenga alguna acción sobre la producción de leche. No queda claro porqué o como lo hace. Lo que sí queda claro es que no es la tortilla, es el perejil. La tortilla no es más que la manera de que una perra se coma un manojo de perejil y no se siente sobre él o se orine encima. Es decir, no se trata de aderezar una tortilla con perejil, se trata de hacer comer un montón de perejil. Yo no os lo recomiendo.

Hay medicaciones muy eficaces y seguras que neutralizan a la prolactina en pocos días y van muy bien. Preguntad en vuestra clínica veterinaria que os las recomendarán sin problemas.

Y ¿Se puede prevenir? Claro. Y muy fácil. Solo hay que evitar que la perra entre en celo. Si no hay celo no hay falsa gestación. Así de simple. Si este problema os agobia podéis esterilizar a vuestra perra y santas pascuas. De hecho este puede ser otro motivo por el que recomendar la castración de las perras. Uno más.

En fin, que me gustaría que no vieseis a la falsa gestación como un problema, sino más bien como un estado fisiológico normal que en ocasiones nos da pequeños problemas, fáciles de solucionar.

Otro fuerte abrazo, Leo

Comparte con tus amigos

Share to Google Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *